6 de jul de 2012

¿Cuál es la diferencia?


Cuando llegué a Porto Alegre otros extranjeros me dijeron que esta parte de Brasil era diferente de lo que imaginaba. No se equivocaron. ¿A qué Brasil llegué? No me parece, como muchos dicen, una parte de Suramérica mas europea excepto en que la mayoría de la población es blanca. En cierta forma, es como otras ciudades de Suramérica: una periferia, un centro, problemas sociales y en la parte positiva, ciudad en crecimiento y gente amable y alegre. ¿Que és entonces lo diferente?

Primero, lo obvio, nada de tambores en las calles, mujeres en hilo dental bailando, ni samba o  bossa nova, excepto en contados restaurantes. Segundo, bailar rock y pop en fiestas. En mi país, Colombia, esta música se escucha sentado, mientras bebes cerveza con tus amigos. ¿Bailarla? Jamás. En el resto de Suramérica podría decirse que se baila música mas “tropical”, nunca rock o pop.

También tienen la tradición gaúcha: toman una bebida muy caliente, el chimarrão, en pleno verano, tienen danzas con largos vestidos en mujeres y pantalones bombachos en hombres y los churrascos, una manera única de asar la carne.

Gaucho bebiendo un chimarrão

Al estar en el sur del continente, Porto Alegre tiene estaciones, pero para nosotros, extranjeros, es difícil imaginar inmediatamente un Brasil frío, del mismo modo que pocos imaginan que Bogotá, la capital de mi país, es fría todo el año aunque esté cerca del Ecuador.

Aún así, Porto Alegre conserva la amabilidad brasilera. En esta ciudad permanece el calor humano de su gente, te abren las puertas de su casa, hay conversaciones en la calle con desconocidos, apoyo al pedir indicaciones en la calle e invitaciones a fiestas. Cuando te saludan por primera vez, te abrazan, cuando se despiden por primera vez te dicen “beijo”, y probablemente marquen un encuentro para verse una segunda vez contigo.

Rate / Avaliar:

0 comments / comentários:

 
Real Time Web Analytics